Inicio >> Chía: conoce los beneficios de consumirla a diario
Tener en cuenta

Chía: conoce los beneficios de consumirla a diario

La Chía es una planta de origen mexicano, cuya semilla ha sido ampliamente reconocida por sus propiedades y beneficios. Estas semillas ya eran conocidas y aprovechados por varias culturas centoamericanes precolombinas, tales como los aztecas y los mayas.

"La Chía es una excelente fuente de fibras y de ácidos grasos esenciales Omega-3, tan buscados en la dieta por sus efectos benéficos sobre el colesterol, también disminuye  los triglicéridos. De esta forma, estas semillitas pueden sumar puntos para prevenir patologías cardiovasculares". así lo afirma el nutricionista Ernesto García del centro Nutriacción.

Además, la semilla de la Chía tiene alto contenido de antioxidantes, tan buenos para evitar la oxidación celular. Aporta asimismo buena cantidad de proteínas de alta calidad nutricional. No poseen gluten, por lo que son aptos para el consumo de los celíacos.

Finalmente Ernesto indica que esta semilla ancestral es rica en minerales como el calcio, el magnesio, fósforo, zinc y potasio, y en vitaminas del complejo B.  

Prevención de enfermedades

Los ácidos grasos insaturados presentes en la Chía son esenciales para el cuerpo, emulsificando y absorbiendo vitaminas liposolubles como A, D, E y K. Además contribuye a la respiración de los órganos vitales, ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios. Además contiene una larga cadena de triglicéridos LCI en la correcta proporción.

El especialista indica que el gel de la chia, que se consigue solo poniéndola a remojar en agua,  mantiene los niveles de azúcar en la sangre, el cual puede ser útil en la prevención y control de la diabetes.

Por otra parte, facilita el crecimiento y la regeneración de tejidos durante el embarazo y lactancia, así como también ayuda a regenerar músculos para los atletas y físico-culturistas. Es un buen proveedor de calcio y también contiene Boron, que actúa como catalizador para el cuerpo, absorbiendo y utilizando el calcio disponible. 

Datos para un buen consumo

A la hora de incorporar esta semilla a su dieta, se debe tomar en cuenta que la dosis recomendada para un adulto es de dos a tres cucharaditas diarias, mientras que si ya se sufre de algunas enfermedades como las anteriormente nombradas, la dosis es de 5 cucharaditas diarias.

En cuanto a su preparación, esta puede ser ingerida en variadas formas. Puede ser consumida como semilla entera en ensaladas de fruta, también se puede combinar con la quinua. Además puedes remojarla por 20 a30 minutos en un vaso de agua helada hasta la formación de gel, o también molida, la cual no requiere remojo previo y puede ser consumida en frío como aderezo para ensaladas, en jugos naturales y con leche o algunos de sus derivados tales como el yogurt. 

Otras de sus múltiples ventajas es que la semilla de Chía no tiene olor ni sabor, facilitando su consumo para gente de todas las edades. Con respecto a su conservación, esta semilla tiene la particularidad de estar cubierta por un gel antioxidante, pudiendo almacenarse por años sin sufrir deterioro alguno en su composición.

Tags