Perú Moda 2013: Marina Mejía nos contó sus propuestas para varones y damas

Con 25 años en el mundo de la moda, la señora Marina Mejía sabe que tiene aún mucho que dar. Ella fue una de las estrellas del último día de pasarelas del Perú Moda 2013, y Revista WAPA tuvo la oportunidad de conversar con ella. Hoy te contamos un poco sobre sus propuestas, tanto para damas como para caballeros, así como la inspiración que le permite seguir creando productos con los que quiere revalorar nuestra imagen en todo el mundo.

Por: Olga Flores Caycho (@oflorescaycho)

¿Qué nos presenta en esta ocasión?

"En esta colección (la femenina) estoy utilizando bastantes gráficos. Yo hago el diseño y el estampado, las flores son más geométricas, también ha círculos, triángulos, líneas, combinaciones en bloques de color y cortes verticales que estilizan la silueta", nos cuenta en el Backstage, a pocos minutos de salir al ruedo.

Entre los colores utilizados por Mejía resaltan el negro, los morados, los fresas oscuros, el marrón y el naranja, los cuales fueron mezclados especialmente para hacer resaltar la calidad de nuestras materias primas, las mejores del mundo según los expertos, y los mismos que han llamado la atención de las miles de personas que han llegado al evento.

¿Utilizó productos nacionales?

Utilizo una diversas materias prima, especialmente algodón peruano, algodón pima y algodón orgánico teñido de plantas. También cuero mezclado con lana, seda y gaza. Además que trabajos de la mano con los productores nacionales.

Y LOS CHICOS NO SE QUEDAN DE LADO

La señora Marina no solo mostró la colección "Señora bonita", sino también una nueva propuesta para los varones de la casa, la misma que ha sido inspirada en los caballitos de totora.

"En la colección de hombre estoy utilizando iconografía moche y los estampados son de un artista trujillano, de huanchaco. Todo estuvo inspirado en el caballito de totora y justamente "Tup", el nombre de la colección, significa caballito de totora en mochica", agrega la diseñadora nacional con una sonrisa.

La empresaria y confeccionista está ansiosa por continuar mostrando su marca en el país y en el mundo y aunque sabe que no será una labor fácil, confía en que el gran valor de los productos nacionales cautivarán al mercado. ¡Mucha suerte para ella!

Te puede interesar