“Y si te vas no es el fin del mundo… es el inicio de uno nuevo”

Tener pareja no es obligar a alguien que se quede  a tu lado toda su vida, sino que te ayude a vivir y ayudarlo a vivir.

“Y si te vas no es el fin del mundo… es el inicio de uno nuevo”

Un amor libre es de a dos y no debe de haber prohibiciones, pero sí se pide mucha confianza y verdad en las conversaciones. Además,  tener pareja no es obligar a alguien que se quede  a tu lado toda su vida, sino que te ayude a vivir y ayudarlo a vivir. Si debe de irse, se dejará ir tal y como dice  la escritora Lluvia Márquez quién ha compartido una carta que ha titulado  “Y si te vas no es el fin del mundo, (sino) el inicio de uno nuevo”.  Tu Revista Wapa te invita a esta reflexión. 

TAMBIÉN LEE: “No te acostumbres a mí, sigue sorprendiéndome”, carta para evitar la rutina
“Lo sé, has decidido marcharte. No te detengo. Si crees que es lo mejor, adelante. Yo di todo lo que estaba en mis manos por la relación, intenté salvarla de mil maneras, pero, al parecer, para ti no fue suficiente, simplemente no bastó, y hoy decides abandonar el barco conmigo abordo… está bien, lo entiendo. ¿Sabes? No me voy a poner a llorar desconsoladamente como tonta esperando que mis lágrimas te conmuevan. No te voy a rogar que te quedes, que nos demos otra oportunidad, que rescatemos lo que queda de lo nuestro. ¿Por qué? Porque lagrimear y rogar no es lo mío, no soy la clase de mujer a la que se le acaba el mundo cuando un amor termina. Así es, déjame decirte que, si te vas, no es el fin del mundo para mí, es, antes bien, el inicio de uno nuevo, uno mejor, con mil posibilidades para ser feliz.
Definitivamente voy a estar mejor sin ti, sin tus promesas vacías, sin tu cobardía, sin tu deslealtad. Estaré mejor sin tus celos enfermizos, sin el orgullo que no te dejaba aceptar tus errores, sin la indiferencia cada vez más grande que mostrabas hacia mí en los últimos meses, quién sabe por qué razón. Ahora seré libre, libre para recorrer los caminos que yo quiera, libre para andar a deshoras por la calle sin que nadie me reclame por llegar tarde a casa ni que se encele por salir con mis amigas, pensando lo peor de mí. Libre para disfrutar mi soledad. Tendré tiempo para mí misma, para retomar mis proyectos que había abandonado para dedicarle tiempo a nuestra relación, para trazarme metas y cumplirlas, para soñar y hacer realidad mis sueños.
Me duele, no lo puedo negar, porque aún siento algo por ti. Tanto tiempo compartido llega a dejar huella, por más desilusiones que uno experimente. Incluso podría decirse que aún te amo. Pero ni este amor que te tengo es suficiente para moverme a ir detrás de ti y decirte: “hey, por favor detente, no te vayas, te lo suplico”. Para nada. Porque me pongo a pensar y son más las ventajas de que te vayas de las que tendría si te quedaras. ¿Para qué volver a la misma rutina odiosa? ¿Para qué volver a los mismos problemas? Y no, no es que esté renunciando a luchar por lo nuestro, es que definitivamente ya estoy harta y creo que se vale dejarte ir sin hacer el intento por recuperarte.

NO TE PIERDAS: “¡Conquístame con detalles que los regalos me los doy yo!”, carta de una mujer directa
Ahora que te vas, un mundo nuevo se abre ante mis pies. Y, aunque me heriste, he cicatrizado y he salido más fuerte que nunca, dispuesta a enfrentar esta nueva etapa de la vida sin ti con todo el entusiasmo y toda la buena vibra de la que soy capaz. Ya no habrá nadie que corte mis alas. Ya no habrá nadie que me calle la boca cuando tenga algo qué decir. Ya no habrá nadie que arrugue mi alma con sus constantes desprecios. Ahora soy libre y créeme, me siento bastante motivada, tanto, que estoy empezando a pensar que te estás tardando en hacer tus maletas, así que déjame ayudarte, que quiero que te largues lo más pronto posible, porque no puedo esperar a estar libre de ti para vivir de nuevo, para respirar de nuevo, para ser yo misma de nuevo”.

 

 

 

Facebook live

#EnVivo hablamos con la psicóloga Heylen Gaspar de la Universidad Privada San Juan Bautista, sobre traumas emocionales en los niños ante los desastres . No dejes de visitar www.wapa.pe

Posted by Revista Wapa on viernes, 24 de marzo de 2017